Luz para un corazón roto

Guapuras, saben súper bien que no me encanta para nada el aroma a canela, aunque no me fascina, ni me vuelve loca, cuando lo uso me reconforta y me da una sensación de paz.

¿Será por qué mi mente lo asocia con la Navidad y las fechas felices? Hoy quiero compartirles una forma de transformar una simple vela en un detalle especial y reconfortante. Sigan leyendo guapuras.

¿Conocen a alguien especial que anda tristecillo? Un detallito como éste animará a cualquiera; porque obsequiar una vela simboliza el deseo de que haya luz en la vida de esa persona que tanto queremos (En mi mente jaja).

Para esta creación necesitarán:

♥ Mecate

♥ Una vela un poco gruesa, como la de la foto.

♥ Una pistola de silicón

♥ Barritas de silicón

♥ 1 paquete de varitas de canela. Las varitas que venden empaquetadas el súper son cortadas del mismo tamaño.

YUYA_Velanuevo

Manos a la obra:

  1. Pongan a calentar la pistola de silicón y luego apliquen silicón bien caliente, directamente en cada barrita de canela. ¡Con mucho cuidado de no quemarse, guapuras!
  2. Dejen que se enfríe solo un poco y peguen directamente en la vela. Vayan rodeando su velita con varitas de canela.
  3. Una vez que su velita está rodeada de varitas de canela, rodeen todo con mecate.
  4. Den varias vueltas y hagan un moñito al frente. ¡Se ve lindísimo! ¿A poco no guapuras?vela yuya

Una idea increíble es acompañar este detalle con una nota o carta de cariño y buenos deseos para esa personita que lo necesita.

¿Qué les parece? ¿Con quién compartirían un poco de luz, :)?